Expresiones con Colores - Blanco - VivaLing Podcast

Podcast ES : Expresiones con Colores – Blanco

Il existe de nombreuses expressions en espagnol qui utilisent les couleurs. Dans ce podcast, Daniel va remonter dans l’histoire et s’intéresser à l’origine des expressions avec le mot “blanc”. Informatif ? Oui. Drôles ? Oui. Educatif ? Bien sûr ! C’est le podcast Vivaling ES !

“Flipando en colores” y otras expresiones con colores en español (expresiones con el color blanco)

Muy buenos días, buenas tardes o buenas noches depende de dónde y cuándo nos estés escuchando. Mi nombre es Daniel Gómez y os doy la bienvenida al podcast de Vivaling en español.

A lo largo de este podcast vamos a hablar sobre expresiones que usamos en español y tienen en común el uso de los colores.

Alguna vez has oído expresiones como “quedarse en blanco”, “un camino de rosas” o “comerse un marrón”… Estas y otras expresiones que incluyen colores tienen significados muy diferentes o variopintos.

A lo largo del podcast vamos a ver algunas de ellas y tendrás que averiguar su significado.

Por supuesto, no caben todas en un solo podcast, por lo que en futuros podcast veremos más expresiones que también usan los colores para su significado.

¿Alguna vez has escuchado a alguien decir: “me he quedado en blanco” o “estoy en blanco”?

¿En qué contexto o situación la podríamos escuchar? 

Voy a proponerte 2 situaciones a ver si averiguas cuál es la correcta

Situación 1:

En España, hay una isla en el Mediterraneo llamada Ibiza, conocida entre otras muchas cosas por sus fiestas hippie y chill out. Dicha isla tiene además un concepto de moda, llamado ibicenca, que consiste en ir vestido completamente de blanco: camisa blanca, vestido blanco, pantalones blancos… y que la comunidad hippy extendió acudiendo a estas fiestas vestidos así. La expresión “Me he quedado en blanco” surgió con aquel movimiento y significaba haberse quedado toda la noche de fiesta hasta el amanecer, expresión que se sigue utilizando hasta hoy con el mismo significado, es decir, haber estado de fiesta toda la noche.

Situación 2:

Imagina un artista, como un pintor o un escritor, que tiene que empezar un nuevo proyecto creativo. Obviamente, cuando empieza un nuevo cuadro, el lienzo está en blanco o, en el caso del escritor, el papel está en blanco sin ninguna palabra, dibujo o esquema. Es decir, todavía no hay ninguna idea.

Ahora imagina que el escritor ha escrito 1, 20 o 100 páginas con una fantástica historia y de repente, ¡¡puff!! Todo se borra y desaparece: “se queda en blanco”. Es decir, todas sus ideas habrían desaparecido. ¿Si eso te pasara a ti? ¿Sabrías cómo seguir? ¿Qué hacer o decir a continuación cuando toda tu información habría desaparecido?

Pues eso es exactamente a lo que se refiere esta expresión.

“Quedarse en blanco” o “estar en blanco” significa bloquearse o no tener idea de qué decir o hacer.

Ya te he dado 2 versiones diferentes. Recuerda, en la situación 1, la expresión “quedarse en blanco” hacía referencia a estar de fiesta toda la noche, y la situación 2 hace referencia a bloquearse o no saber qué hacer o decir.

¿Cuál crees que es la correcta?

Si dijiste la opción 2 o bloquearse y no saber qué hacer o decir, estás en lo cierto. La usaríamos por ejemplo en la siguiente situación:

Ahora… ¡¡¡Ooops!!! ¡¡se me ha olvidado que te iba a contar ahora!! ¡¡Me he quedado en blanco!!

¡Je je! Es broma, por supuesto, que sé de qué vamos a hablar. Vamos a ver otra expresión con colores. ¡Vamos allá!

Vamos a continuar con otra expresión relacionada con el color blanco

En este caso, de la expresión “estar sin blanca”

Como antes, voy a proponerte 2 situaciones y tienes que averiguar cuál es la respuesta correcta.

Situación 1:

Depende de lo joven que seas sabrás que en España hubo un tiempo en el que no había euros, y que cada país de Europa tenía su propia moneda. En concreto, en España estaba la peseta como moneda de curso legal.

Era habitual que a las monedas de uso más común la gente les pusiera apodos. Por ejemplo, la moneda de 5 pesetas se conocía como “duro”, o antes de eso, existía otra moneda llamada “la perra gorda” que tenía un valor de 10 céntimos de peseta.

Pues en el siglo XIV, existía una moneda conocida como “la blanca”, ya que se acuñaba, o lo que es lo mismo, se fabricaba en plata y cobre y tenía un aspecto de color blanco. El problema es que esta moneda apenas tenía valor y por eso, cuando alguien “no tenía ni una blanca”, o “estaba sin blanca” es que no tenía absolutamente nada de dinero.

Y aunque parezca mentira, tras 7 siglos, su significado sigue intacto y se dice cuando no tenemos dinero

Situación 2:

Como sabes, España tiene una larga historia medieval con multitud de castillos y leyendas. Una de estas leyendas se ubica en el castillo de La Mota, en el precioso pueblo de Medina del Campo en Valladolid, que trata sobre una joven cortesana que tuvo un romance con el señor del castillo, que en 1390 era Fernando de Antequera, quien sería el futuro Rey de Aragón. Dicho romance acabó trágicamente con la desaparición de la joven. ¿Adivinas como se llamaba? Por supuesto, se llamaba Blanca.
La leyenda dice que el fantasma de Blanca habitaba en las paredes del castillo y se aparecía a todos los familiares y descendientes de Fernando de Antequera, que traicionó a la joven Blanca, para trastornarlos y volverlos locos.
Los demás trabajadores y sirvientes del castillo afirmaban sentir su presencia y que, por tanto, se sentían acompañados y protegidos ante el señor del castillo viendo que éste se despertaba trastornado por la aparición del joven fantasma de Blanca, no permitiéndoles el descanso para que al día siguiente no pudiera molestar o perseguir a las doncellas del castillo.
Así que cuando alguien estaba solo o se sentía absolutamente solo solían decir que “estaba sin Blanca”, ya que no le acompañaba ni el fantasma de la difunta Blanca. O en otras palabras estar totalmente solo o desamparado.

Bueno, ya has escuchado las 2 posibles versiones de la expresión “estar sin blanca”

Recordemos que la primera se relacionaba con el nombre de una moneda y significaba no tener dinero, mientras que la versión dos la relaciona con la época medieval y una joven fallecida convertida en fantasma y cuyo significado es estar solo o desamparado.

¿Cuál crees que es la verdadera: la versión del dinero o la de la soledad?

Pues significa no tener dinero. ¿Lo acertaste? Seguro que sí. Así que en tu próxima cita con amigos españoles para ir de poteo, es decir, para ir a comer tapas, cuando haya que pagar puedes decirles “estoy sin blanca” y verás como se ríen al ver que conoces la expresión, y con un poco de suerte no tienes ni que pagar.

Espero que te hayan gustado las historias de las diferentes versiones

Solo quiero aclararte que las historias relativas a las versiones falsas tienen parte de verdad.

Es decir, en la versión de Ibiza si es cierto que hubo un movimiento hippie sobre los años 70. Si existe la moda ibicenca que consiste en ir todo de blanco. Y por supuesto que Ibiza es famosa por sus fiestas chill out y hippie hasta el amanecer… Sin embargo, no es el significado ni el origen de nuestra expresión.

Lo mismo ocurre con nuestra historia del castillo. Por supuesto que existe el Castillo de La Mota, es muy bonito y te recomiendo que si viajas a España lo visites. Y también es cierto que lo habitó Fernando de Antequera a finales del siglo XIV, pero la historia del fantasma, de momento, nadie me la ha confirmado. ¿Quién sabe? Igual cuando lo visites, ¡ves al fantasma tú mismo!

¡Hasta el próximo podcast!


Crédits:

Crowd At Carnival public domain (https://soundbible.com/1555-Crowd-At-Carnival.html)
Cha Ching Register Atribution 3.0 https://soundbible.com/1997-Cha-Ching-Register.html

Image : Freepiks

Ces articles pouraient également vous intéresser